Cronicas del Valle'07

Bien, como todos los años por estas fechas hemos emigrado medio Toledo a una porción de campo abrupto y bastante empinado más conocida como "el valle", bien, la historia comienza con la habitual quedada a las 5 de la tarde para comprar lo que faltaba, vasos y hielos, imprescindibles, un servidor se retrasó unos 10 minutos por cosas de los autobuses asi que pensó, iluso de el, que ya estaría ahí todo el mundo para ir a comprar las cosas necesarias y emprender la marcha, bien, pues no, resultó que estuvimos esperando hasta las 6 a que los últimos rezagados llegaran, compramos las cosas y bajamos hasta el hospital (que por cierto, está a tomar por culo) andando, lugar donde nos esperaban las bebidas dentro de un coche, llegamos, descargamos el coche y nos damos cuenta de una gran y horripilante verdad, hay más bolsas de las que podemos transportar, qué hacer en estos casos es algo que no tiene una respuesta clara, en ese punto teníamos dos opciones, o bíen sacrificar algo o bien llamar a alguien para que viniera a ayudar, asi que como es lógico escogimos la tercera opción, hacer el borrico, y eso hicimos, poner unas cosas encima de otras y llevarlas al peso, bueno de momento no comentaré esto más, vamos a la parada del autobús, ya eran las 7 o asi, cojemos el autobus para ir a recaredo a pillar el del valle, el autobús, que ya estaba bastante lleno de gente, se convirtió en una lata de sardinas con nosotros dentro, esto me sirvió para darme cuenta de que los autobuses de la línea 1 son una puta mierda, bueno, llegamos como buenamente pudimos hasta la otra parada para hacer transbordo al 72 para que nos llevara al valle, que, aunque ya lo sabíamos nos dejó a tomar por culo de dónde queríamos ir, bueno, pues esto comienza una nueva etapa del viaje, las 7 y media, y nosotros teníamos que subir una cuesta bastante larga, aunque no muy empinada, aquí lo de la sobrecarga de cosas se hizo patente, sobre todo para DaveKay y para mi, el porque llevaba unos 24 litros de coca-cola, sin bolsas, y yo porque llevaba una nevera bastante cargadita de hielos, bueno, nuestros ,no-tan-fuertes-como-parecía, brazos empezaron a sufrir los estragos del peso, bueno, y los riñones de Davekay también, bueno, por fin llegamos a la zona donde se deja la carretera para dar paso al campo, en el sentido mas estricto de la palabra, cuesta arriba, cargando peso, y por un terreno lleno de piedras y de hierbajos no es precisamente una cosa deseable, bueno, después de una ligera discusión sobre el sitio, nos colocamos, montamos las tiendas y nos preparamos para una noche bastante interesante, nada más acabar de montar las tiendas nos damos cuenta de que estaba empezando a chispear, había gente que se había ido a buscar a más gente, y les pilló la lluvia en el camino, a otros, nos tocó refugiarnos en las tiendas, asi que, Sonia, su amiga, y yo nos metímos en una tienda a esperar a que escampara, cuando la lluvia cesó, llegaron Davekay y Jero llegaron con Moni, Beas y otras gentes, les ayudamos a montar la tienda y luego me tocó hacer la poción mágica, que basicamente estaba compuesta de vino, vodka, ron, patxarán, vermouth, y puede que alguna otra bebida alcohólica más mezclado con coca-cola, mora, limón, naranja, y un kilo de azucar, hacemos la prueba un grupo de hombres valientes y decidimos, está de puta madre, a beber se ha dicho, con esto la noche transcurrió sin mas incidentes hasta que llegaron, ya de noche, otro grupo de gente con evidentes problemas para montar su tienda, ya que la oscuridad no facilitaba el asunto, pues bueno, después de los habituales problemas para montar una tienda en un terreno no precisamente facil sumados a los típicos de la oscuridad consiguieron montarla, la noche transcurrió como se esperaba, y no se presentó la lluvia de nuevo, asi que fue perfecto, hasta que llegó la hora de recogerse en las tiendas debido al frío de fuera, nos metemos dentro, hablamos y tal, estamos tranquilamente dentro cuando de repente un ruido desagradable nos perturba, era el enano coñón, que se había comprado un megáfono, y nos indicaba que era la policía y que salieramos de la tienda, cosa que evidentemente no hicimos, pero resultó que el enano también se había comprado un espray de esos que huelen a mierda, asi que, aguantando estoicamente el olor resistimos dentro, y por fin, llegó la hora de "dormir" las dos tias durmieron calentitas dentro de un saco cojonudo, por el contrario Davekay y yo, que aunque no lo hayamos dicho, tenemos sangre espartana, dormimos practicamente a la interperie, y así quede dormido, mientras fuera se oían gritos de "¡ESPARTAAAA!" por un lado y seguidamente "¡AHÚ!" por el otro, dormí, no se cuanto tiempo, hasta que Meika, me llamó por telefono para indicarme que llegaba y que fuera a buscarla, tras una negativa provocada por el frío y el sueño decido salir y llamarla para ir a buscarla, en ese momento mi móvil se quedó sin batería y fuí obligado a pedir el móvil para llamarla, lo hago y me dice que viene luego, que la que llega ahora es Sara, bueno, en esto salen de las tiendas Davekay y el enano, y decidimos ir a tomar un chocolate con churros a los puestos de abajo, bajamos, con todo el frío y comemos, y luego volvemos a subir, Sara y Laura ya están allí, al cabo del rato se me antojan aceitunas, lo que provoca otro viaje hacia abajo, pero antes de todo esto llegó Tere, en pantalones cortos, valiente de ella, bajamos a por las aceitunas, y nos encontramos a dos tíos repartiendo gorras naranjas con publicidad de comercial galán, Davekay y yo pensamos en coger unas cuantas para el club de fans de naranjito que se nos acababa de colocar cerca, llebaban una tienda naranja y camisetas naranjas también, asi que les íbamos a hacer un favor, subimos, con las aceitunas y las gorras, las cuales no llegan al club de fans de naranjito porque triunfan en nuestro campamento base, nos sentamos, y comienza una charla, mas bíen un monólogo, amenizado por Tere que le estaba contando su vida, entera, a Nerea, la amiga de Sonia, poco a poco fue llegando la gente, y en un momento dado, decidimos algunos echanos en una tienda a dormir la siesta, pero poco pudimos dormir, porque rápidamente se convirtió en otro foco de conversaciones, y ya iba avanzando la tarde, con las consiguientes recogidas de cosas de la gente, y finalmente, nos tocó a nosotros, que después de hacer el mongolo con las botellas y hacer una última visita, decidimos irnos, bueno, mas bien decido irme, poniendo fin a otro valle más.

5 comentarios:

Dave Kay [The Genuine] dijo...

Pues mira, yo me aburrí.
Lo de irme sin avisar lo siento mucho pero lo suelo hacer muchas veces.
Doy fe de todo. Sobretodo de lo del frío por la noche. Yo no se si será la sangre espartana, la vallecana o la de moratalaz, pero LA HOSTIA EL FRIO QUE AGUANTÉ.
La primera y la ultima vez.

1 beso

Penny Lane dijo...

No he leido casi nada, es que estoy vaga jaja.

Supongo que a pesar del frío hubo gente que se lo pasó bien, así que nada. Yo no fui porque no, jaja así de siemple.

ardid dijo...

pues yo si k m lo pase dpm la verdad jeje

woodn dijo...

"la poción mágica, que basicamente estaba compuesta de vino, vodka, ron, patxarán, vermouth, y puede que alguna otra bebida alcohólica más mezclado con coca-cola, mora, limón, naranja, y un kilo de azucar"

dioxxxx cacho de resacon tendriais al dia siguiente!!! no e visto una mezcla asi desde nuestra cerveza con cocacola (que por cierto, sabe a Nestea, totalmente confirmado)

repooc dijo...

Haber victor deja de beber potinges que luego alucianas y ves a la d de ring x el monte. No bebas cosas raras en un consejo de Auquina, ue digo ejem...mio